Todo empezó en 1962, cuando María Elvira y Luis María Nicora, el matrimonio fundador, estudiaban en la Universidad de Lovaina, Bélgica. Allí conocieron un modelo de ayuda a niños y niñas llamado Acogimiento Familiar. Un modelo que no existía en Argentina, donde la única alternativa para los chicos que vivían situaciones de dificultad en el seno familiar era la vida en los hogares o institutos de menores. Algo mejor para ellos era posible. Y María Elvira y Luis María emprendieron el recorrido para que fuera una realidad en nuestro país, convirtiéndose además en la primera familia acogedora al recibir a siete hermanos en su hogar, un ejemplo que guió el trabajo de la

¿Por qué “Emmanuel”?
Si bien la Fundación es laica, los fundadores son católicos. Emmanuel significa “Dios está con todos”, frase que les pareció atinada al momento de iniciar las tareas de la Fundación.

 

Fundación desde sus orígenes. Aquí sus pasos:

Construyendo un camino

maria1962-1968: María Elvira y Luis María Nicora conocen el acogimiento familiar.

1985: Convocatoria a un grupo de profesionales y amigos para generar el proyecto.

1987:  Fundación Emmanuel obtiene la personería jurídica

1988: el matrimonio fundador recibe en Acogimiento a un grupo de siete hermanos.

1989: primera Jornada sobre Acogimiento Familiar.

1992: primer Centro de Salud en la comunidad de Colonia Urquiza en conjunto con el Municipio de La Plata y la Dirección General de Escuelas.

1994: Inauguración del Centro de Encuentro y Fromación de Familias “Rey Balduino”.

1999: Inauguración de la sede administrativa – operativa en Colonia Urquiza.

2003: Organización del primer Congreso Internacional de Acogimiento Familiar de Argentina con la participación de 33 países.

2004: Elaboración y presentación del Proyecto de Ley “Acogimiento Familiar: Un Derecho” ante la Honorable Cámara de Diputados de la Nación.

2004: Organización del primer Foro Latinoamericano de Acogimiento Familiar: “Acogimiento Familiar, un Derecho de Familia”.

2006: Inauguración del Centro Comunitario de Intervención oportuna “Tía Kiki”

2010: Inicio de la construcción del Centro de Acogida para jóvenes-adultos con discapacidad.

 

Nuestros Orígenes en las palabras de Nuestros Fundadores

En el año 1985, junto a nuestras cuatro hijas y apoyados por un grupo de amigos sensibles a la temática y profesionales de diversos campos, comenzamos a reflexionar sobre la forma de poner en marcha la idea de compartir nuestra vida de familia con otros niños y niñas que, por diferentes circunstancias, no podían vivir con la suya. De este encuentro surgieron los inicios de  la Fundación Emmanuel.

A este primer grupo co-fundador se unieron nuestros amigos de Bélgica, con los que  habíamos compartido de 1962 a 1968 nuestros días de estudiantes como becados en la Universidad de Lovaina, nuestro casamiento y el nacimiento de nuestra primera hija.  Ellos nos hicieron sentir que un corazón abierto supera las fronteras, los idiomas y las diferencias culturales.

Así es como el 1 de marzo de 1988 recibimos en nuestra familia a siete hermanos con los cuales hemos co-construido esta experiencia de vida que enmarcó el recorrido de la Fundación. La misma nos permitió transitar, como familia, un camino que nos posibilitó descubrir que “el dar” es “recibir” y el “compartir” es sumar.

Nuestro reconocimiento y recuerdo especial, entonces, a todos aquellos que nos acompañaron para hacer que una utopía de aquellos días sea hoy una realidad.

Luis y María Elvira Nicora.

Matrimonio Fundador

 

Nuestra fundadora María Elvira Dezeo de Nicora

María Elvira

“El acogimiento familiar es un modo de compartir el amor de mi familia con un niño que no puede vivir con la suya. Así se aprende que el amor se multiplica y nunca se divide”

María Elvira era una persona de gran corazón, con profundos valores y convicciones. Su amor hacia “el otro” era su motor. Siempre repetía “si hay un niño o niña que sufre no podemos ser indiferentes, todos podemos hacer algo, cada uno desde su lugar y posibilidades”.

Con ese espíritu fundó junto a su familia y amigos Fundación Emmanuel.

El gran desafío por esos años era instaurar el Acogimiento Familiar en su real dimensión como un derecho de los niños a vivir y crecer en familia: de las familias a pedir y recibir ayuda; y de las familias acogedoras a comprometerse y solidariamente ayudar a una familia que está pasando momentos difíciles.

Con su fuerza recorrió un largo camino poblado de alegrías, dificultades, logros y desafíos. Hoy su misión de difundir, formar y promover el Acogimiento Familiar para que todos los niños vivan y crezcan en familia está en marcha.

María Elvira partió físicamente el 19 de mayo de 2011, pero siempre estará presente desde su obra. Quienes tuvimos el privilegio de conocerla, sabemos que su luz continuará acompañándonos porque de este modo vivió, compartiendo y multiplicando su amor por aquellos niños que “no por tener menos, merecen menos”.

Gracias por la inspiración. Gracias por enseñarnos que con amor podemos cambiar el mundo.

 

Todos los miembros de Fundación Emmanuel