Tu donación puede cambiar la realidad de más de 170 niños y sus familias.

Haciéndote Amigo de Fundación Emmanuel estás asegurando un desayuno para cada niño y niña del Centro Tía Kikí. Estás dándole un almuerzo nutritivo. Estás aportando útiles escolares y materiales para su desarrollo. Estás permitiéndole jugar y aprender. Estás ayudándolo a superar obstáculos, vivir y crecer en familia. Estás regalándole una sonrisa. Y no hay nada más lindo que ver a un niño sonreír, ¿no?

Por eso, cada aporte, por más pequeño que sea, es una ayuda enorme para aquellos que más lo necesitan ¿Nos ayudás a hacerlos sonreír?

Más infomación